Sara Carbonero ha podido celebrar este año un Halloween de lo más dulce. El año pasado los virus llegaron a casa por estas fechas y no pudo festejar la divertida fiesta que se traía entre manos.

Pero este finde preparaba una merienda con la ayuda de su hijo Lucas. En la imagen publicada por la periodista podemos ver varios dulces y decoración con motivo de Halloween: “A ver si queda algo para cuando lleguen los invitados”, escribía junto a la simpática foto.

La celebración de Halloween coincide con un momento de rumores sobre el futuro de su marido, el portero Iker Casillas, ya que la familia podría tener que hacer las maletas con la llegada de fichajes de invierno y trasladarse de Oporto a otro destino.