Parece que Sara Carbonero está en el ojo del huracán. Hace unos días se lanzó la premiere del nuevo programa de televisión que será presentado por la mujer del ex portero del Real Madrid, Iker Casillas.

La discusión, que se originó en el Facebook del diario El País, gira en torno a la idea de la temprana vuelta al trabajo de la periodista -teniendo en cuenta que ha estado embarazada hasta hace apenas dos meses-.

Esto ha provocado cientos de comentarios por parte de los internautas. La mayoría de ellos critican las decisiones de  Sara, y apuntan que las mujeres con poder como ella tienen que dar ejemplo y que la baja por maternidad es un derecho.

Ella se ha limitado a contestar que "no podía aceptar un trabajo de 8 horas al día y cinco días a la semana". También apunta que "Tanto la productora como la cadena sabían de mi situación y lo aceptaron. Ninguna madre podría ponerse a trabajar durante 8 horas en mi situación. Lucas es mi prioridad".

Como la mayoría de las veces, Sara se mantiene ajena a las críticas que circulan en las redes sociales y que atañen a su persona. Como sólo tiene que grabar un día a la semana, aunque se vuelva a Oporto, dice que "Lucas es muy pequeño y se puede venir conmigo. Martín ya es más inquieto, pero Lucas todavía puedo traerlo, le doy su toma y aguanta. Si no, pues como cualquier mami que pueda dejar a su hijo cuatro o cinco horitas con alguien muy bien atendido y ya está".