Sara Carbonero está viviendo un verano inolvidable. Por un lado, sigue adelante con su nuevo programa, mientras que por otro disfruta de la maternidad, volcada de lleno en sus dos hijos, Martín y Lucas, con los que publica fotos de lo más entrañables.

La presentadora es consciente de que podría estas convirtiéndose en una madre pesada, tal y como ella mismo comenta en su última publicación en Instagram, pero es que no puede resistirse a sus peques: "Ya lo sé, sé que voy camino de convertirme en una mami muy pesada con las fotos de su bebé pero ¿qué hago con estos pies?".

Y es que no hay más que ver la instantánea para saber de lo que habla Sara, y es que el benjamín de la familia tiene unos piececitos para comérselos. En la foto el peque, del que no se puede ver el rostro, aparece en brazos de su abuela, estrenando además la ropita que le han regalado sus tíos Irene y Adri, ya que, como la propia Sara indica en los hashtags, el frío ha llegado a Oporto.