Valentino y Matteo, los hijos de Ricky Martin, posaron por primera vez ante las cámaras en una alfombra roja. Lo hacían en el estreno de 'Rogue One: Una historia de Star Wars', y no lo hicieron solos, sino junto a su padre, el intérprete de 'La Mordidita', y al prometido de éste, Jwan Yosef.

La familia al completo revolucionó a todos los paparazzis, que acudieron hasta allí para inmortalizar esta bonita estampa que ha dado mucho de qué hablar. Es la primera foto que se tiene de los cuatro juntos desde que Martin anunció en el show de Ellen DeGeneres que se había comprometido con Yosef.

"En lugar de decir si se quería casar conmigo, le dije: 'Tengo algo para ti'. Él me preguntó qué era y entonces le dije que quería pasar el resto de mi vida con él. Su respuesta fue: '¿Cuál es la pregunta?'", contaba Ricky en el programa de televisión, asegurando que treinta minutos después Jwan le dio el 'sí, quiero'.

La pareja está atravesando un momento muy feliz en su relación y no pueden dejar de pensar en la boda que está por llegar, a pesar de que llevan poco más de un año juntos. El sirio ha demostrado que se lleva de maravilla con los hijos del que será su marido, incluso compartió una imagen de los cuatro que tituló como "Familia".

Aunque los pequeños son muy diferentes entre ellos, supieron conquistar al público en su primera 'red carpet'. Ricky confesó a la revista Advocate que: "Valentino es el señor de la paz y del amor. Es zen y noble, mientras que Matteo es más emprendedor. Es alfa y líder. Le dice a su hermano lo que debe y no debe hacer".