Kim Kardashian y Kanye West volverán a ser padres de su tercer hijo. El pequeño vendrá al mundo gracias a la gestación subrogada a la que han recurrido por los problemas de Kim para quedarse embarazada. Ahora se ha descubierto el sexo del bebé: será una niña.

La pareja habría pagado más de 45.000 dólares por este proceso, la pequeña nacerá en a finales del mes de enero del próximo año. Y sí, será una niña, en concreto la novena chica del matriarcado de Kris Jenner.