Poco a poco vamos conociendo un poco más de la vida de Jeremy Meeks. El ahora modelo se dio a conocer gracias a su ficha policial donde muchas marcas se interesaron por su físico. Una vez fuera de la cárcel, Meeks ha fichado por el equipo de la NBA, los Golden State Warriors, no para encestar balones sino para poner rostro a sus productos.

Meeks ha aprovechado su tirón en Instagram, no sólo para presumir de cuerpo, sino para dar a conocer a su hijo. El expreso ha publicado una foto junto al pequeño, de 5 años, donde podemos ver que tiene los mismos ojos azules que su padre: “Mini-yo”, ha añadido como título.

La publicación de la foto coincide con la liberación de su arresto domiciliario. Jeremy fue condenado a 27 meses de prisión por atraco a mano armada y actividad criminal en pandillas. "Quiero agradecer a mi familia y a todo el mundo por su amor, apoyo y plegarias. Estoy abrumado y agradecido por lo que se avecina. Estoy listo", escribió en sus redes sociales cuando salió de la cárcel.