Hace meses que los rumores de embarazo persiguen a Kylie Jenner. Por eso, cuando ella misma informó de que no sólo eran ciertos sino que ya había tenido a su hija nadie se sorprendió. Lo hizo a través de un comunicado en sus redes sociales y con un vídeo en el que muestra cómo ha vivido el embarazo durante todo este tiempo junto a Travis Scott.

Sin embargo, la estrella de 'Keeping Up with the Kardashians' nos ha ido dejando pistas de su estado a lo largo de todo el embarazo y lo hizo con el lanzamiento de la nueva colección de ropa de su firma Kendall + Kylie. Las hermanas se caracterizan por su amor a la ropa ajustada, especialmente a los pantalones ajustados. Sin embargo, en esta nueva colección predominan los pantalones anchos y de tiro alto. De hecho, algunos tienen incluso goma en la cintura lo que sin duda ayuda a disimular en los primeros meses de embarazo.

También tienen un gran protagonismo en la colección los vestidos oversize que no sólo disimulan el embarazo sino que son súper cómodos y permiten una gran variedad de movimientos.

Pero lo más significativo es que ninguna de las dos formó parte de la campaña publicitaria, como suele ser habitual. Evidentemente Kylie no podía someterse a una sesión de fotos sin hacer público su embarazo y hubiese sido aún más sospechoso que ella no saliese en las fotos y Kendall Jenner si lo hiciera.