North West está más que acostumbrada desde que nació a los flashes de las cámaras, pero eso no quiere decir que le gusten tanto como a su madre, Kim Kardashian.

Y es que la pequeña ya le dijo en su día a los paparazzi que no quería más fotos, pero ahora ha sido a su mamá a la que ha sentenciado con la misma frase.

En un divertido vídeo que ha publicado Kim podemos ver cómo persigue a la pequeña con su cámara mientras esta le dice que no quiere más fotos. Tanto su progenitora como su tía Kendall Jenner, que también aparece, se mean de la risa ante los gestos de North.

Y es que la niña intenta escapar del objetivo de su madre mientras se esconde tras su abrigo de pelo y da vueltas por el sofá. ¿Cambiará más delante de opinión y se convertirá en una Kim 2?