Nikki Reed e Ian Somerhalder acaban de ser papás de una preciosa niña llamada Bodhi Soleil y, tal y como advirtieron, han estado totalmente incomunicados y desaparecidos para ocuparse al completo de su pequeña.

Aunque ha habido cierto movimiento en sus redes sociales, aún no se había visto ninguna instantánea de la actriz después de dar a luz. Este día ha llegado: ha sido su hermano, Nathan August Reed, quien ha compartido una imagen de la recién mamá haciendo una postura de acroyoga en la que luce un cuerpazo sin ni un gramo de grasa. Una foto que ha dejado a todo el mundo sin palabras al ver la rápida recuperación de la actriz en tan solo un mes después de dar a luz.

"Trabajo en equipo con mi hermosa y cariñosa hermana, que ahora es una madre orgullosa que cuida de una magnífica niña. Con esta postura se estiran sus caderas, sus tríceps y su abdomen, que todavía está recuperándose. Hay algunas posturas increíbles para ella. ¿Os podéis creer lo bien que está? Juro que está en forma", decía el hermano de Nikki en su perfil de Instagram.

Reed ha querido responder a su hermanito agradeciéndole sus palabras: "Si sabéis cómo es el acroyoga, sabréis que esto solo son estiramientos básicos. Estoy recuperándome y todavía no puedo hacer muchas cosas, pero si algunas que me hacen sentir como una superwoman gracias a mi hermano mayor. Gracias por la dulce tarde. Impaciente por hacer movimientos más serios contigo".