La verdad es que siempre he intentado maquillarme rápido, con pocos productos pero intentando siempre quedar lo mejor posible. Una vez que somos madres, el tiempo es más limitado así que creo que con la base correcta de maquillaje (del mismo tono de la piel), un poquito de polvos de sol, un toque de colorete en las zonas clave, máscara de pestañas y un buen labial, estarás lista para ser una mamá TOP Y SOBRE TODO GUAPA!

Seguro que te interesa...

Entrenando a mamás