Cuando conoces a Rocío sabes que estás hablando con una gran mujer, auténtica y que además te transmite confianza y buena onda desde el principio.

Para las que no conozcáis a Rocío os pongo un poco en antecedentes: tuvo un embarazo diferente de trillizas porque venían dos bolsas: una de las bolsas con las gemelas, Carlota y Macarena y la otra con la trilliza de las gemelas, Mencía. Como podéis observar es un caso peculiar y por eso me pareció muy interesante compartir un rato con ella, para que pudiese transmitirnos desde primera persona un poquito de su experiencia.

Espero que os guste, que me perdonéis por mi inexperiencia y sobre todo espero que os ayude a las que estéis pasando o paséis el día de mañana por un caso parecido.