1.- Esterilizar todo hasta que el bebé cumple un año.

Es fundamental tener una buena higiene diaria, y más cuando hay bebés en casa. Debe de ser así durante las primeras semanas de vida, pero no es bueno obsesionarse. Evidentemente cuanta más higiene mejor, pero el tiempo te enseña que hay cosas peores para el bebé que esterilizar cada vez que se usa un biberón, por poner un ejemplo. Con tantos niños en casa, a veces es difícil controlar este tema, los hermanos le pasan a su hermana constantemente juguetes, y es imposible controlar siempre que estén todo lo limpio que deberían, así que mejor tomarlo con calma.

Con el tiempo vamos aprendiendo a ser papás | The Photoholic by Maquica Entrala del Valle

2.- Abrigarle demasiado.

Los recién nacidos tienden a enfriarse, pero si les abrigamos demasiado sudan mucho. Mi suegra y mi marido son muy exagerados con esto. Siempre la llevo más abrigada que yo, porque soy muy calurosa, pero “tanto peca lo poco como lo mucho”.

Después de un año no soy experta en bebés | The Photoholic by Maquica Entrala del Valle

3.- Mantener toda la casa en silencio, cuando duerme de día.

Es bueno que los niños aprendan a dormir la siesta y pequeños sueños durante el día, con ruido o sin él. Si se le acostumbra a dormir en silencio absoluto será después un problema para llevarlo a cualquier sitio con nosotros. Por desgracia, este consejo no me lo dieron, y hoy en día me cuesta mucho que Ana duerma en el carrito cuando estamos en la calle o con gente.

Hoy quiero hablaros de algunos errores que cometí al principio | The Photoholic by Maquica Entrala del Valle

4.- Bañarle todos los días

Especialmente las primeras semanas de vida los pediatras recomiendan no bañarlos todos los días. Sobre todo en los casos que sufren dermatitis atópica, puesto que el manto graso de la piel se altera con el baño y pueden empeorar la piel.. Si después de cada cambio de pañal limpiamos bien el culete del bebé con una esponja, y le lavamos las manitas no es necesario usar la bañera a diario, y menos usar jabón (aunque sea muy suave) salvo que al pequeño le relaje el contacto con el agua calentita para dormir.

Los recién nacidos tienden a enfriarse, pero si les abrigamos demasiado sudan mucho | The Photoholic by Maquica Entrala del Valle

5.- No dejar que nadie le toque o le coja.

Los niños tienen que inmunizarse. Es de sentido común que no voy a llevar a mi bebé cerca de alguien que esté enfermo para evitar contagios. También es normal que no quiera dejar a mi hija pequeña que esté en brazos de gente totalmente desconocida, pero siempre es bueno desde la objetividad llevar este tema con mucha normalidad y tranquilidad. Con el tiempo he aprendido a que me encante que la pequeña sea muy sociable.

Si se le acostumbra a dormir en silencio absoluto será después un problema | The Photoholic by Maquica Entrala del Valle

6.- Cambiarle de pecho antes de que termine.

Tengo que reconocer que los primeros días que le di el pecho era un poco torpe y hacía caso a todo el mundo. Una vez en casa, mi intuición como mamá me dijo “que coma hasta que se sacie”. Realmente lo importante es que se alimente, además dicen que la leche del final es la que más alimenta y sacia porque tiene más grasa que la del principio.

Las primeras semanas de vida los pediatras recomiendan no bañarlos todos los días | The Photoholic by Maquica Entrala del Valle

7.- Hacer demasiado caso a las abuelas.

Soy bastante independiente y cabezona. Me gusta escuchar, pero luego tomo las decisiones que considero oportunas. Los tiempos cambian, y lo que hace 30 años era ideal para los bebés, hoy ya no se recomienda. Aunque a veces echemos mano de la experiencia y sabiduría de nuestra madres o suegras, el pediatra e incluso nosotras mismas somos las persona que más conocimientos tenemos sobre lo que es adecuado o no para nuestro hijo.

Con el tiempo he aprendido a que me encante que la pequeña sea muy sociable | The Photoholic by Maquica Entrala del Valle

8.- Atormentarte por no poder darle el pecho.

Muchas de vosotras me escribís a menudo, y me contáis que os sentís francamente mal por no poder dar el pecho. Para mí ha sido una experiencia preciosa, y considero que es el alimento perfecto para nuestros hijos, pero no por darle el pecho serás mejor mamá. Hoy en día los productos hechos para sustituir a la leche materna son excepcionales. Lo importante es que lo alimentéis bien, con o sin pecho, les deis mucho amor y todos los cuidados que precisen.

Me gusta escuchar, pero luego tomo las decisiones que considero oportunas | The Photoholic by Maquica Entrala del Valle

9.- Despertar al bebé para que coma

¡ERROR! Los bebés se despiertan cuando tienen hambre y por lo general, no es necesario interrumpir su sueño. Además, como diría mi madre “DORMIR LE ALIMENTA TAMBIÉN”.

10.- Comprar muchas cosas para recién nacido

Este fue el fallo número uno de mi madre. Nos emocionamos a la hora de comprar ropita y cosas para bebé. Chicas NO HACE FALTA TANTO, de verdad de corazón. Los bebés crecen rapidísimo y luego no da tiempo a ponerle ni la mitad de las cosas.

VESTUARIO:

Mamá pato:

-Camiseta y blazer: Lovely Daniela

-Pantalones: Zara (old)

-Zapatos: Massimo Dutti (old)

Bebé:

-Camisa: Nanos

-Peto: Fina Ejerique

-Medias: Cóndor

-Zapatos: Niko