Milan Piqué estaba encantado en brazos de su padre cuando este junto a su equipo celebraban que el FC Barcelona se proclamba campeón de Liga, siendo este su 24 título en esta competición después de imponerse al Granada.

El hijo de Shakira y Piqué estaba tan sonriente y feliz como su padre, y se sumó a la calurosa celebración de los jugadores en el campo. Desde pequeño ha visitado asiduamente el Camp Nou, y no podía perderse esta ocasión.

Tanto el futbolista como la cantante transmiten a sus peques sus pasiones, el deporte y la música, como bien hemos podido comprobar a través de las redes sociales. De hecho parace que Milan se decanta más por la profesión de papá, mientras que Sasha por la de mamá.