Megan Fox, esa mujer deseada con o sin ropa, parece que quiere crear tendencia a costa su pequeño hijastro. A la actriz de 24 años le ha dado ahora por utilizar las camisetas del hijo de Brian Austin Green, Kassius, para mostrar perfectos abdominales y marcar sus curvas de impresión.

Lo que está claro es que habrá muchos que agradecerán que la actriz empiece a utilizar T-Shirt diez tallas menos que la suya, aunque no sabemos a qué se debe este cambio de look. Nos preguntamos si la que fue protagonista de Transformers quiere ahorrar en vestuario, porque entre estas imágenes y que últimamente la vemos más en ropa interior que vestidita...

Pero Megan siempre ha sido fan del look casual. Los jeans son su prenda fetiche, y ahora parece que las camisetas infantiles se están haciendo hueco en su armario. ¿Qué opinará el pobre Kassius de que su madrastra le robe las camisetas?