Martín Casillas quiere seguir los pasos de su papá, Iker Casillas. Ya desde pequeño apuntaba maneras, siempre le ha atraído el fútbol, será que le corre por las venas.

El primogénito del portero y Sara Carbonero ha ingresado en la cantera del Oporto, según ha informado el diario As. Aunque todavía no tiene cinco años, ya ha iniciado el camino que a su padre tantas alegrías le ha dado.

De hecho, hemos podido verles entrenando juntos alguna que otra vez, al igual que su hermano Lucas, que todavía no tiene la edad mínima para formar parte del equipo infantil.

Siempre que pueden ambos acompañan a su mamá al campo para vez jugar a Iker, convirtiéndose los tres en el talismán del portero sobre el campo.