Martín Casillas no quiere levantarse

Los lunes deberían estar prohibidos o por lo menos no madrugar en el que puede ser el peor día de la semana. Y es que a muchos de nosotros se nos pegan las sábanas tras finalizar el fin de semana y ver que tenemos que volver a la rutina diaria.

Algo parecido le ha tenido que pasar al hijo mayor de Sara Carbonero e Iker Casillas, Martín, quien esta mañana al tener que salir de la cama de su madre le ha entrado la pereza normal de los lunes y ha preferido quedarse un ratito más descansando.

Sara ha querido colgar este simpático momento en su cuenta de Instagram donde se ve una foto del pequeño de dos años metido en la cama con las piernas para arriba negándose a madrugar: "BONJOUR. Por aquí, a alguno le dan pereza los lunes", añadía Carbonero a la imagen.