El pasado sábado 12 de noviembre, Malena Costa y Mario Suárez viajaron hasta Madrid para celebrar el bautizo de su hija Matilda. Tras la ceremonia religiosa, los amigos y familiares de la pareja se desplazaron hasta el restaurante Zielou, donde Malena ha confesado que se lo pasó genial -y lo ha demostrado con un vídeo bailando junto a sus amigas-.

En una foto que ha compartido el jugador del Valencia Club de Fútbol, en la que podemos ver a los tres muy sonrientes, Suárez ha presumido de novia y de hija. Sin embargo, ya lo había hecho antes la modelo, que compartió una imagen de David Lopezarias, en la que salían padre e hija mirándose fijamente y dedicándose una sonrisa. "Los amores de mi vida", dice el título de la imagen.

El bautizo se produjo justo dos días después de que Costa regresara a las pasarelas. La maniquí desfiló para la marca Women's Secret junto a modelos como Rocío Crusset y Desiré Cordero. Aunque no mencionó nada del citado evento, sí que habló para la prensa y admitió su deseo por celebrar una boda.

"Tendremos más hijos, claro que sí, pero ahora quiero recuperarme al 100 por 100. Prefiero trabajar un tiempo y luego ya veremos. Primero está la boda, esperemos…", decía Malena. Y es que el enlace, que estaba previsto para el 28 de mayo de este año, tuvo que posponerse tras conocerse que la maniquí estaba embarazada.