Desde que el pasado 23 de noviembre Rocco Ritichie viajara a Londres para pasar con su padre, Guy Ritchie, la Navidad, el joven no ha querido regresar a casa con su madre Madonna. Todo ello ha provocado que la cosa acabase en los tribunales, ya que la cantante está haciendo todo lo posible para que su hijo vuelva a su lado.

El problema es que Rocco se opone y su padre lo apoya, por lo que la artista ha aprovechado un paréntesis en su gira mundial, Rebel Heart, y ha viajado a Londres para intentar convencerle de que en casa le están esperando con los brazos abiertos.

Pero, por el momento, parece que Madonna no ha podido convencerlo. De hecho, el joven está la mar de agusto junto a su padre y la familia de este: su mujer Jacqui Ainsley los tres hijos que tiene la pareja.

No sabemos qué sucederá, lo que sí es cierto es que en estos días madre e hijo tienen que verse las caras en los tribunales ya que, ante su insistencia de no querer volver a casa, Madonna acudió a pedir una orden judicial por la que el menor se viera obligado a regresar. Aún así, nada de nada…