Madonna ha vuelto a convertirse en mamá a los 58 años tras adoptar a dos niñas gemelas en Malawi. La cantante cumple así su deseo de tener una familia muy numerosa ya que estas dos se suman a los otros cuatro hijos que ya tiene: dos biológicos, Lourdes y Rocco, y dos adoptados del mismo país africano, Mercy James y David Banda.

Mlenga Mvula, portavoz del poder judicial de Malawi, ha confirmado a la agencia Reuters que la artista estaba presente en el juzgado para llevar a cabo la adopción: “El tribunal ha comunicado que ella puede seguir adelante y adoptar a los dos niños”. La mujer no ha querido dar más detalles sobre las niñas que va a adoptar la celebrity, ya que asegura que va contra la ley divulgar estos datos.

Las dos gemelas tienen cuatro años y se llaman Esther y Stella Mwale, y la reina del pop podría abandonar el país africano en los próximos días rumbo a su hogar en Nueva York junto a las pequeñas.