Lucía Rivera, hija de Blanca Romero, cumplió este año los 18 con grandes cambios en su vida. Y no sólo porque dejase su Asturias natal para trasladarse a la capital, sino que está consiguiendo, poco a poco, hacerse un hueco en el mundo de la moda, siendo la imagen de numerosas marcas.

Pero lo que más destaca la modelo de este año 2017 es sin duda la llegada de su nuevo hermanito, el hijo que Cayetano Rivera y Eva González esperan. Lucía aseguraba en una entrevista concedida a la revista Hola que la llegada de este bebé es el mejor regalo de navidad que podría esperar, pero que hubiese preferido que fuese niña para poder peinarla. Aunque no sabe si la dejarán ejercer de hermana mayor, asegura que le gustaría mucho y que intentaría impedir por todos los medios que su hermano pequeño acabase siendo torero como su padre.

Cuando le preguntan si quisiera ser la madrina responde que es algo que le gustaría, aunque la joven entiende que hay muchas personas que quieren tener ese papel y que siendo ella su hermana mayor tiene más que suficiente. También asegura que tiene algunos nombres pensados para el pequeño, aunque aún no le han pedido que aporte ideas. Lo que tiene muy claro es que preferiría que el pequeño no se llamase como su padre y espera que tenga un nombre un poco más moderno.

Lucía espera poder pasar más tiempo con su padre cuando ambos no tengan tantos compromisos profesionales y le gustaría implicarse como hermana en el cuidado del bebé.