Laura Matamoros está disfrutando de unos días en familia junto a su chico, Benji Aparicio, y su hijo, Matías, en Formentera. La pareja ha elegido este cercando destino ya que su pequeño tan sólo tiene un mes y medio de vida, pero como la isla todavía está tranquila, han encontrado el relax que buscaban.

Allí hemos podido ver a Laura presumir de cuerpo en bikini tras dar a luz. Tal y como ella misma afirmó, de los 27 kilos que engordó durante el embarazo le quedan 8 que quitarse de encima, pero tal y como vemos en la imagen que ha publicado en su Instagram bajo el título “Primeros baños” su figura en envidiable.

De hecho fue muy criticada cuando tan sólo unos días después de dar a luz se ponía a entrenar sin respetar la cuarentena, pero ella salió al paso defendiendo que todo estaba controlado tanto por sus entrenadores como por sus médicos, y prueba de ello es el resultado que vemos aquí: