Hace unas semanas que nació la pequeña Chicago, la tercera hija de Kim Kardashian y Kanye West, en medio del baby boom que está aconteciendo en la familia Kardashian, su hermanastra Kylie Jenner también fue madre hace unas semanas y Khloé Kardashian lo será dentro de poco.

Pero lo más importante del nacimiento de la pequeña Chicago es que Kim y Kanye decidieron que su tercer hijo nacería a través de la gestación subrogada ya que los médicos prohibieron a la celebrity volver a quedarse embarazada por numerosos riesgos que esto tendría para su salud y la del bebé.

Ahora Kim ha decidido presentar a la mujer que se ha prestado para ella pueda cumplir su sueño de ser madre de nuevo, una mujer que se ha convertido en alguien muy importante dentro de la vida de Kim como muestra en el capítulo final de 'Keeping Up with the Kardashians'. A la mujer, llamada La Reina no se le ve el rostro en ningún momento pero sí se oyen sus explicaciones sobre cómo se sintió durante el proceso.

Un proceso que como se puede observar interesa mucho al resto de sus hermanas...