La familia Kardashian va a crecer bastante en los próximos tres meses con la próxima llegada de los hijos de Kim Kardashian, Kylie Jenner y Khloé Kardashian. Pero, la primera que ha querido celebrar las míticas 'baby shower' ha sido Kim.

La televisiva, que ha decidido tener a su tercer hijo a través de la gestación subrogada, reunió a su familia y amigos en una fiesta que nos ha dejado con la boca abierta. Yes que, al ver la decoración parecía más una boda que de un sencillo evento para celebrar la próxima llegada de un bebé.

El local estaba completamente rodeado de flores en tonos rosas que parecía un bosque y evocaba a otro mundo. Mucho se ha especulado que al elegir este color puede ser que sea una niña lo que está en camino.

Junto a Kim pudimos ver a su madre Kris Jenner, su hija North West, sus hermanas y muchas de sus amigas. Además, la celebrity obsequió a los asistentes con su nueva colonia como regalo.