Khloé Kardashian y Tristan Thompson han montado un primer cumpleaños para su hija True en el que han tirado la casa por la ventana. En los vídeos publicados podemos ver el derroche en la decoración, las actividades y el catering: globos, mesas de comida y bebida por todos lados, camareros, ponys ?disfrazados? de unicornios?

Pero pese a todo, la tensión de la expareja era bastante palpable. Y es que recordemos que estas últimas semanas han sido una auténtica odisea ya que salió a la luz la infidelidad del jugador de baloncesto con Jordyn Woods, amiga íntima de Kylie Jenner. Y, aunque es cierto que la pareja ya no pasaba por su mejor momento, la traición de dos personas tan cercanas han hecho mella en Khloé.

A eso hay que sumarle que encima el primer cumpleaños de su pequeña recuerda el primer aniversario de cuando salieron a la luz las imágenes de Tristan siendo infiel a la empresaria poco antes de dar a luz a True, por lo que la celebración, a pesar de ser un auténtico derroche, solo ha traído malos recuerdos.

Eso sí, los regalos también han estado a la altura del evento, ya que en las imágenes podemos ver a la niña llevando un collar de diamantes, regalo de su padre. Para contrarrestar esta extravagancia, al parecer había una mesa solidaria en la que los invitados podían donar juguetes a un hospital infantil.