Justin Timberlake ha retomado su rutina de ejercicios después de las comilona propias del Día de Acción de Gracias, pero lo ha hecho de una forma un poco particular. Y es que el cantante ha utilizado a su hijo Silas como peso extra para sus flexiones.

Así lo ha mostrado en un vídeo que él mismo ha subido a su Instagram pero que, por supuesto, ha sido grabado por Jessica Biel. Desde luego no hay una manera más divertida de hacer ejercicio.