Irina Shayk se vestía hace tan sólo unas semanas de novia para la revista Hola, en la que relataba lo muy bien que va su relación junto a Bradley Cooper y las ganas que tenía de ir camino del altar para dar el ‘sí quiero’.

Pero al mismo tiempo la modelo dejaba caer: “Voy a cumplir treinta y un año y quizá sea el momento perfecto para tener hijos. Todo se andará”. De ahí que sus planes nupciales pudiesen verse paralizados si estuviera en estado.

Y es que su última aparición en una fiesta en Londres ha hecho saltar las alarmas, ya que el vestido, con un fruncido en la parte del abdomen, dejaba ver una incipiente barriguita. ¿Estará la top embarazada?

No sabemos si se trata de un efecto óptico o, efectivamente, se encuentra esperando un bebé. Y tú, ¿qué opinas de esta foto?

Irina Shayk en la imagen que ha hecho saltar las alarmas | Gtres