Francisquito, el hijo mayor de Kiko Rivera, acaba de cumplir siete años. El pequeño nació fruto de su relación con la modelo Jessica Bueno, y de hecho el niño vive con su madre, el marido de esta, el futbolista Jota Peleteiro,y su hermano en Inglaterra.

Pero ni su padre ni la mujer de este, Irene Rosales, han querido dejar pasar una fecha tan especial. Así, Kiko, que se encuentra de viaje de amigos en Nueva York, le ha dejado un bonito mensaje en sus redes sociales: "Te quiero a rabiar, mi amor. ¡Tú y yo por siempre juntos! Felicidades mi vida".

Pero sin duda alguna la felicitación más preciosa le ha llegado de su ‘madrastra’, que ha querido recordarle lo muy importante que ha sido él en su vida: "Feliz Cumpleaños mi príncipe, 7 años dándonos una felicidad plena, tú me enseñaste a ser ‘mamá’, protegerte y amarte siempre. Eres nuestro príncipe favorito. ¡Te queremos gordi!".

Seguro que te interesa...

Las burlas a Irene Rosales por la supuesta infidelidad de Kiko Rivera