A Kim Kardashian y a Kanye West se les han complicado un poco las Navidades. Su hijo pequeño Saint West de tan sólo dos años de edad, ha tenido que ser ingresado en el hospital por una neumonía que padecía. El pequeño fue al centro de salud el pasado jueves y permaneció allí hasta el sábado, según ha informado el portal americano TMZ. Durante todo ese proceso, sus padres permanecieron con él en todo momento.

Una vez que el pequeño regresó a casa, bajo tratamiento, Kim quiso agradecer la dedicación del personal sanitario con un post en su perfil de Instagram. "¡Mi precioso hijo es tan fuerte! Después de pasar tres noches en el hospital, de que le pusiesen vías y de estar conectado al soporte de oxígeno, nuestro fin de año ha cambiado. La neumonía asusta bastante. Quiero agradecer a las enfermeras y a los médicos por trabajar sin descanso. Os estamos muy agradecidos. Él ya está en casa y se encuentra mejor. Es muy resistente. Estoy segura de que el paseo en ambulancia le sigue pareciendo algo muy guay. Mi fortísimo Saint", escribía la modelo junto a la imagen.

Afortunadamente, el 2018 será un buen año para la familia Kardashian que ampliará su número. Kim y Kanye están esperando su tercer hijo que nacerá por vientre de alquiler ante los problemas médicos a los que se enfrenta la celebrity cada vez que está embarazada. Khloé Kardashian también está embarazada. Después de muchos intentos por fin lo ha conseguido y está esperando su primer hijo, fruto de su relación con Tristan Thompson.

Además, los rumores de embarazo de Kylie Jenner parecen más ciertos que nunca porque, aunque aún nadie lo ha hecho oficial, la empresaria lleva meses sin salir en las redes sociales o en revistas. Además, se han filtrado algunas fotografías en las que se aprecia su incipiente tripita.