Aunque Alejandro Sanz se encuentra en un momento laboral bastante ajetreado, el cantante siempre ha confesado que para él lo primero es la familia. Junto a su mujer, Raquel Perera, el cantante ha formado un equipo maravilloso.

Y es que mientras el cantante se encuentra centrado en sus compromisos laborales, Raquel se encarga del cuidado de sus hijos Dylan y Alma. Unos pequeños que están disfrutando de una educación envidiable como ha demostrado Raquel Perera en los últimos vídeos que ha compartido en su cuenta personal de Instagram.

En ellos su hijo Dylan, que ya ha demostrado sus habilidades con la música en el tema que le dedicó su padre 'Capitán Tapón', aparece hablando ruso y chino con gran maestría.