En la primera vista del juicio por la custodia de Nahla, Halle Berry ha salido victoriosa. La ex chica Bond ha acududio al tribunal de Los Ángeles para una audiencia de emergencia, ya que la actriz necesitaba un permiso extraordinario para poder viajar por Estados Unidos con su pequeña. Halle necesita viajar durante varias semanas por motivos laborales.

Pero no todo ha sido así de fácil en la historia de Berry y su ex Gabriel Aubry, ya que la intérprete tuvo que rechazar otro papel ya que el padre de la pequeña se negó a concederle la custodia durante ese tiempo.

Según las declaraciones recogidas: "Estamos felices de que el juez se haya tomado el tiempo necesario para hacer frente a esta cuestión tan inminente e importante" dijo el abogado de Berry, Neal Hersh. Un pequeño paso para la justicia y un gran paso para Halle Berry.