Khloé Kardashian y Tristan Thompson están a punto de ser padres y precisamente por eso están más felices y enamorados que nunca y han querido celebrar este momento tan especial con una sesión de fotos que ha dejado a todo el mundo boquiabierto.

En las imágenes la pareja aparece en la cama. Él, presumiendo de músculos y tatuajes. Ella, luciendo tripita con una lencería muy provocativa. Una sesión de fotos muy sexy a pocos días de que nazca la primera hija de la pareja, algo que Khloé llevaba algún tiempo buscando.

"Ser madre siempre ha sido mi sueño. Aunque 9 meses se sienten como toda una vida mientras espero la llegada de mi bebita, realmente es un parpadeo en el gran panorama de la vida", escribía la menor de las hermanas Kardashian junto a la provocativa imagen.

"Sé que extrañaré tanto mi pancita cuando ella esté aquí, tenía que capturar el hermoso proceso que es el embarazo para poder recordar este momento…", añadía con mucha emoción.

Tal y como ella misma confesó en su programa 'Keeping Up With The Kardashians', ser madre siempre había sido su sueño.