Elisabeth Reyes no puede contener la felicidad que siente al haberse convertido en madre por primera vez de su hija Adriana. La modelo está contentísima, a pesar de que haya tenido que pasar estas primera semanas separadas de su marido, Sergio Sánchez, pero, tras arreglar los papeles de la pequeña, ya están las dos con papá en Kazán, Rusia, donde el futbolista juega.

Elisabeth no puede evitar presumir de su pequeña y publicar alguna que otra foto en la que podemos ver que su bebé es una auténtica ricura. Además, ya sigue los pasos de mamá, y hemos podido verla como una auténtica ‘baby top’ posando para la cámara.

Ya a la salida del hotel Quirón de Málaga la maniquí no paraba de sonreír, y es que su deseo de formar una familia junto a su esposo por fin se ha visto cumplido.