La última visita de Kim Kardashian al programa de Ellen DeGeneres ha sido la más comentada. Y es que además de pronunciarse por primera vez sobre los vídeos que demostraban que Tristan Thompson le estaba siendo infiel a Khloé Kardashian durante su embarazo, Kim ha hablado por primera vez de su hija Chicago, que llegó al mundo a través de una gestación subrogada debido a los problemas que tiene Kim para poder quedarse embarazada de nuevo.

Después de toda la polémica que generó con el nombre que eligieron para su tercera hija, la mujer de Kanye West confesó ante las cámaras que no está muy segura del nombre por el que finalmente se decantaron.

"Íbamos a llamarla Jo porque mi abuela Mary Jo o íbamos a ir con Grace y luego nos quedamos con Chicago", confesaba Kim a la presentadora. Además, admitió que no está contenta del todo porque aunque en casa todos se dirigen a ella como Chi, su nombre sigue sin ser un nombre de una sílaba.