Chayo Mohedano es toda una madraza, y como tal, ayer fue a pasar la tarde junto a toda su familia a un gran centro comercial para comprar alguna cosita ahora que estamos en temporada de rebajas.

Lo que no sabía Chayo es el susto que se iba a llevar ella y su marido, Andrés Fernández, en mitad de la placentera tarde que estaban pasando. Y es que en un descuido la hija de Rosa Benito perdió a uno de sus hijos, y el miedo se apoderó de ella al no dar con él.

El suceso se dio mientras Mohedano se encontraba echando un vistazo a la tienda low cost británica Primark. Chayo tuvo que avisar al encargado del establecimiento quien acabo cerrando las puertas del mismo para poder dar con el paradero del niño. Finalmente todo quedó en un susto pues el pequeño fue encontrado en perfectas condiciones.