Brooklyn Beckham conduce con su madre de copiloto

Últimamente, Brooklyn Beckham no para de protagonizar titulares. Y es que el primogénito de David y Victoria ya no es un niño y con sus 17 añazos ya pasea su amor con su nueva chica, la actriz Chloë Moretz. Pero aparte de dedicarle mucho tiempo a este noviazgo, ahora Brooklyn también está intentando sacarse el carnet de conducir.

Después de que con 16 años aprobase el examen teórico del código de circulación, el joven obtuvo un carné de conducir provisional que le permite ponerse al volante junto a algún adulto que tenga el permiso de conducir completo. Eso sí, no practica con el coche viejo de su padre, como cualquier novel que se precie, sino que quema rueda por las calles de Londres con un Mercedes Benz C-Class valorado en 46.900 euros.

Así, Brooklyn dio sus primeras clases durante la semana pasada en su cochazo con la L en la parte trasera, un profesor particular y su orgulloso padre de copiloto supervisor. Sin embargo, los medios británicos no ven muy normal que los padres del joven le consientan todos sus caprichos.

"La pareja ha trabajado duro y son muy exitosos. Claramente, son padres muy devotos. Naturalmente quieren sus hijos obtengan sus recompensas. Pero muy dentro de su burbuja de celebridades, ¿dónde ponen ellos el límite?", comentó la columnista de Daily Mail Jan Moir. ¡Cuidado, Brooklyn!