Beyoncé arma siempre revuelo allá a dónde va, y es que la diva del pop es capaz de acaparar todas las miradas, sea como sea.

En esta ocasión la cantante acudió junto a su madre, Tina Knowles, y su padrastro a la inauguración de ‘Weareable Art Gala’, donde se enfundó un vestido rojo que dejaba ver su barriga de embarazada de gemelos.

Pero ahí no quedó la cosa, ya que en la cabeza se encasquetó una especie de florero del que colgaban flores, hojas, libélulas y hasta pajaritos. Beyoncé no dudó en presumir de su atuendo en las redes sociales, donde observamos también que su cara se va transformando conforme avanza el embarazo.