Hace un tiempo salían a la luz los rumores que apuntaban que el embarazo de Beyoncé podría ser mentira. Según muchos, la cantante habría recurrido de nuevo a un vientre subrogado, como hizo tiempo atrás con su hija, Blue Ivy, y eso parecía explicar el continuo cambio de tamaño de la barriguita de la artista. Pero no fueron más que rumores, y la estrella musical ha continuado presumiendo de su avanzado estado de gestación, como ha hecho recientemente en sus redes sociales.

La cantante compartía una serie de imágenes con sus seguidores de Instagram, donde aparece posando con un ceñido vestido negro de terciopelo, con unas botas altas, un bolso, un choker y unos pendientes XXL complementando el look. Este montaje no ha pasado desapercibido a sus fans, que rápidamente han encontrado algo con lo que la artista podría estar revelándonos el sexo de los bebés que está esperando.

Tal y como han comentado sus fans, Beyoncé luce en las imágenes unos grandes pendientes circulares iguales a los que llevó en su videoclip de 'If I Was A Boy' grabado en 2008. Esta coincidencia, que para muchos es insignificante, para los fieles seguidores de la cantante ha sido una indirecta que ha mandado la estrella musical para hacer público que los bebés que está esperando son chicos.

Aunque ella no se ha manifestado al respecto y esta información no está contrastada, no podemos descartar que haya sido la forma elegida por la intérprete para hacer público que Blue Ivy tendrá dos hermanitos próximamente.