Parece que todas precauciones son pocas si hablamos del embarazo de Beyoncé. La cantante compartió entusiasmada la noticia con sus seguidores y desde entonces está haciendo todo lo posible por evitar cualquier percance durante su gestación, y más ahora que ya está en un estado avanzado. Por eso, la artista junto a Jay Z y su hija Ivy han abandonado su residencia de Beverly Hills.

La pareja junto a su hija han hecho las maletas y se han trasladado a un lujoso hotel cercano mientras planean comprar una casa en Los Ángeles, y es que según se ha podido conocer han detectado moho en su casa y han decidido abandonarla para garantizar que el embarazo de la artista siga sin percances.

"Beyonce y Jay Z contrató a los inspectores de salud para llegar a su casa para asegurarse de que era seguro, y durante la inspección se encontró moho!", ha explicado una fuente cercana a la pareja. Según añadió dicha fuente, la estrella musical se llevó un buen susto y decidieron abandonar la vivienda: "Beyonce asustado porque ella siente que podría poner en peligro a sus bebés. De inmediato se trasladaron fuera de la casa, y en un hotel de lujo de Beverly Hills".

Al parecer, Beyoncé y su pareja permanecerán en el hotel hasta el nacimiento de los pequeños según ha señalado el informante. Pero mientras la cantante se repone del susto, Jay Z está centrado en la búsqueda de una nueva casa en Los Ángeles según recoge la publicación Radar: "Jay Z ha contratado a un ejército de seguridad para asegurarse de que son seguros y que está haciendo la compra de un nuevo hogar a su prioridad número uno en este momento".