Amaia Salamanca no para. Entre el trabajo y sus tres hijos ha decidido darse un respiro y, como ya confesó hace algunas semanas, tomarse el verano libre para estar junto a su familia, ya que el verano pasado estuvo currando y no tuvo mucho tiempo para disfrutar de sus pequeños.

Pero también se ha apuntado en la agenda cumplir un reto más que lleva mucho tiempo queriendo realizar pero que por sus tres embarazos no ha podido llevar a cabo: “Siempre me ha gustado mucho el deporte y ahora me estoy preparando un triatlón. El que voy a hacer yo es el sprint, que son 750 nadando, 20 kilómetros en bici y 5 kilómetros corriendo”.

Y se lo está tomando muy en serio: “Pero hay que tener tiempo. Yo ahora estoy en un momento relajado. Me lo proponía, pero siempre me quedaba embarazada. Entrenas cuatro o cinco días por semana. Ayer, por ejemplo, hice 34 kilómetros en bici y 4 kilómetros corriendo con mi amiga Carlota. Es una amiga mía que ha pasado un cáncer de pecho que no ha dejado nunca el deporte. Si ella ha podido, ¿cómo no vamos a poder los demás?”, confesó durante su visita El Hormiguero.

Y es que compagina a la perfección su pasión por el deporte y mantenerse en forma con ser madre de una familia numerosa. Está encantada con Olivia, Nacho y Mateo, y asegura que aunque los tres son muy distintos “físicamente el pequeño es el que más se me parece”.