El pasado 9 de abril Amaia Salamanca y Rosauro Varo se convertían en padres de su primera hija, Olivia. Han pasado tan solo dos días desde que la actriz diese a luz, y hace escasos minutos Amaia abandonaba la clínica Ruber Internacional de Madrid con su pequeña en brazos.

Con un look muy casual, pitillos negros y una camisa verde militar, la actriz posaba frente a todos los medios allí presentes con su hija y luciendo una amplia sonrisa. Rosauro, por su parte, ha preferido no posar junto a Amaia y su hija quedándose en un segundo plano, otorgándoles todo el protagonismo del momento.

Los estrenados padres regresaban felices a su casa situada en un exclusivo barrio de Madrid, y es que ahora empieza una vida nueva para la pareja junto a su pequeña.