Álex Casademunt no pudo evitar rendirse a la actuación de los Gemeliers en 'Tu cara me suena', donde le interpretaron a él mismo junto a David Bustamante, cuando cantaron su mítico 'Dos hombres y un destino' en la primera edición de Operación Triunfo.

Álex les envió un vídeo de felicitación que les trajo muy buena suerte, ya que los Gemeliers fueron los ganadores de la última gala. Pero en esas imágenes el extriunfito también revelaba la delicada situación en la que se encontraba en ese momento, ya que enviaba el vídeo desde el hospital.

"Yo, por desgracia, estoy en la Teknon, con mi hija, que está un poco malilla, tiene neumonía. Pero hemos visto los dos la actuación y, de verdad, sois increíbles, lo habéis bordado, esto huele a triunfo", y vaya si llevaba razón.

En las imágenes en blanco y negro podemos ver a Álex tumbado con su hija de dos años en la cama mientras la abraza. No se separa de su pequeña, que se encuentra en la clínica Teknon de Barcelona, donde recibe oxigenoterapia para intentar mejorar su estado de salud.

Seguro que te interesa...

Álex Casademunt presenta por primera vez a su hija