ANA ROSA QUINTANA FUE LA MADRINA

ANA ROSA QUINTANA FUE LA MADRINA

Alessandro Lequio y María Palacios bautizan a su hija Ginevra Ena en Roma

Alessandro Lequio y María Palacios acaban de vivir otro de los momentos más especiales de su vida con motivo del bautizo de su hija Ginevra en Roma, tierra natal del conde. Rodeados de familiares ya amigos, que no han querido perderse un momento tan especial, a pesar de las notables ausencias.

Seguro que te interesa

Ajenos a los rumores de infidelidad que saltaron durante el embarazo y relacionaban a Lequio con Olvido Hormigos, tanto el conde como María Palacios se han mostrado más unidos que nunca, derrochando felicidad y complicidad tanto en los días previos disfrutando de la ciudad romana como en el día del sacramento cristiano.

Hasta el Palacio de Torlonia, donde ha tenido lugar el acto, se han trasladado numerosos invitados y familiares. Un lugar escogido por el gran significado que tiene para el conde, el palacio pertenece a la familia de Alessandro desde el S XIX y es donde la madre del conde vivió hasta sus últimos días, una de las ausencias más destacadas y dolorosas para la familia.

Ana Rosa Quintana se convirtió en una de las protagonistas sin quererlo del bautizo, puesto que fue elegida por la pareja para ser la madrina de la pequeña Ginevra. Acompañada de su marido Juan Muñoz, la presentadora ha sido la primera en desvelar algunos de los primeros detalles: "Muy bonito todo, la niña es una joya y no ha llorado nada", presumía orgullosa la madrina, que desvelaba que Sandra Torlonia, madre de Alessandro, estuvo muy presente y que todos se acordaron de ella.

La periodista también ha tenido unas palabras para el padrino, Alex Lequio: "Está guapísimo y loco con su hermanita" y declaraba "Los dos la vamos a cuidar mucho".

Después del bautizo, los asistentes disfrutaron de un cóctel y comida en el emblemático palacio familiar donde se mostraron de lo más relajados y prácticamente se batían a duelo para coger en brazos a Ginevra, que durante la ceremonia lucio un faldón con historia. El faldón es considerado una joya familiar y es el mismo que lucio durante su bautizo el Rey Juan Carlos I, que también se celebró en Roma, en 1938. Tanto el Rey Felipe, como las Infantas Elena y Cristina, como los hijos de todos ellos lo usaron cuando recibieron el sacramento. Aunque se ha prestado en varias ocasiones siempre regresa al palacio de Torlonia, desde que la Reina Victoria Eugenia se lo cediese a la abuela del polémico conde.

@CelebritiesA3 | Madrid | 05/03/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.