Adriana Abenia está como loca de contenta con su pequeña Luna. Ambas han protagonizado un reportaje en exclusiva en la revista Semana en la que la reportera deja ver por primera vez la cara de su hija.

Y es que aunque el parto fue largo y ahora no duerme casi nada, no puede estar más feliz: "Estoy muy enamorada de mi hija, pero soy muy crítica y si sale fea sabré que es fea. Aunque lo único importante es que sea sana y sea simpática, risueña y viva la vida honestamente", confiesa.

Adriana confiesa que ha decidido optar por la lactancia mixta: le da el pecho por la noche y por la mañana y el resto biberones porque quiere compaginar la maternidad con el trabajo. "En este sentido las mujeres tenemos que respetarnos y que cada una haga con lo que mejor se sienta", declara.

Asegura que todo el mundo dice que se parece al padre, Sergio Abad, pero ella defiende que las manos y los pies son suyos. Llevan juntos desde los 15 años y "esta ha sido la mejor forma de culminar la relación", asegura Abenia.

Hace tan sólo unos días, Adriana presumía de cuerpo postparto en bikini: "He perdido los seis kilos que engordé durante el embarazo pero me queda la tripita, que es algo que las mujer tiene que normalizar".