Adriana Abenia se convertirá en mamá próximamente de una niña junto a su marido, Sergio Abad. Pero aunque su primer embarazo está siendo una etapa llena de ilusión, también hay otra cara menos amable de la que la presentadora ha querido hablar en sus redes sociales.

Y es que Adriana aparece en un vídeo pinchándose con una inyección, mientras cuenta los problemillas a los que ha tenido que hacer frente durante estos meses: “Se trata de una etapa bonita, pero no exenta de sombras. Las náuseas del primer trimestre, el dolor de pecho, los cambios de humor a los que te ves sometida, las restricciones en las comidas... Muchas somos las futuras mamás que tenemos que pincharnos heparina para que la sangre no sea espesa como el chocolate en esta dulce espera, con la ilusión de que todo llegue a buen término".

Pese a todo, Adriana no borra su sonrisa puesto que está deseando tener a su niña entre sus brazos: “Y no pasa nada. Yo tendré que hacerlo hasta pasado el puerperio (la famosa cuarentena), pero sé que cada día que ejerzo de practicante con mi propia piel es un día menos para verle la carita a la peque”.