Adriana Abenia ha compartido con sus seguidores el gran susto que se ha llevado con su hija Luna durante la noche. La reportera estaba viendo la tele cuando escuchó a su pequeña llorar desconsoladamente.

Era la una y media de la madrugada y cuando se acercó a su habitación vio que estaba golpeándose contra los barrotes de la cuna: "Rígida completamente, fuera de sí, chillando... no os podéis hacer una idea".

Y aunque ella trataba de calmarla, no era capaz de que la pequeña volviera en sí, por lo que le dijo a su marido que lo mejor era ir al hospital. "Cuando llevábamos aproximadamente tres minutos en el coche reaccionó, me sonrió como si no hubiera pasado nada. No recordaba el episodio", relata Adriana.

Entonces se dio cuenta de que lo que pasaba a la niña era que sufría terrores nocturnos: "Si os sucede, no es nada grave. Yo tenía miedo porque cuando era chiquitina tenía convulsiones febriles y me quedaba con los ojos en blanco y claro, vi a la niña así y no sabía si tenía algo físico o neurológico".

Así Abenia ha querido compartir consejos sobre lo que hay que hacer en estos casos para que otros padres lo tengan en cuenta, ya que, por ejemplo, ella trató de despertarla varias veces, algo que no hay que hacer porque no son lo mismo los terrores nocturnos que las pesadillas.

Seguro que te interesa...

Adriana Abenia y su perfecto trasero en tanga