Zac Efron ha sido el primero en enfrentarse al reto del nuevo programa de la NBC, "Running Wild", en el que les encanta poner en situaciones comprometidas a nuestros famosos. En esta ocasión Zac tenía que descender una pared rocosa, junto al británico Bear Gryllsy, y para alegría de much@s el actor ha decidido quitarse la camiseta y mostrar sus musculitos al mundo.

Se ve que ahora al actor le ha dado por los deportes de riesgo, de hecho hace tan sólo unos días le veíamos lanzándose en paracaídas a mil pies de altura desde un avión.

No sabemos quién será el próximo invitado de este programa de televisión, pero esperamos que por lo menos esté a la altura de Zac, que nos ha dejado a todos con la boca abierta. Y es que al ver este cuerpazo apenas nos acordamos ya de sus bailecitos en High School Musical ¡Qué bien te sientan los años, Zac!