Irina Shayk está aprovechando al máximo los últimos días de este verano. La modelo rusa se ha ido de vacaciones con una amiga al Mar Muerto donde hemos podido verla posando de una manera muy provocativa y sexy junto a un grupo de amigas.

En la orilla, con el bikini a juego y pamelas blancas. Así ha sido el posado que Iryna ha querido regalar junto a su amiga a todos sus seguidores de Instagram.

Y es que presumir de cuerpazo se le da de maravilla, sobre todo si tan sólo cinco meses después de dar a luz estás así. Sin Bradley Cooper y sin su pequeña, el ángel de Victoria's Secret ha conseguido más de 500.000 me gusta en apenas unas horas.