Nunca deja de sorprendernos, ya sea junto a animalitos en el safari o posando vivita y coleando en el Mar muerto, Rihanna ha vuelto a deleitar a todos sus seguidores a través de las redes sociales, posando de una guisa muy, muy sexy en una piscina con un bikini negro mostrando su escultural y formidable cuerpazo. Además de lucir tatus y tipazo, la cantante quiso ponerse flamenca con flor sobre el pelo, y después en la boca y haciendo gestos de lo más sugerentes hasta tocándose sus partes más íntimas.

La cantante colgaba las instantáneas tras llegar a Punta Cana de Grecia, aunque según un seguidor fueron tomadas en Grecia. Este sábado, la diva de la canción tiene una cita importante en tierras dominicanas, donde tendrá lugar la próxima parada de su gira 'Diamond World Tour' y volverá a brillar sobre el escenario cual diamante.

Seguro que pronto vuelve a deleitarnos con instantáneas de lo más 'hot' en las playas paradisiacas de Punta Cana. ¡Al tiempo!