Pocos hombres del mundo tienen el sexapil y atractivo de Ricky Martin, y es que el puertorriqueño lleva años conquistándonos con ese don de la seducción que tiene. Algo que él sabe y lo demuestra cada vez que tiene oportunidad.

Así, el artista ha aprovechado que tenía un día libre para ir a la playa y publicar en sus redes sociales una imagen de él mismo en bañador presumiendo de cuerpo bajo los rayos del sol, una foto a la que le ha añadido los siguientes hashtags: #isla #playa #medicina #limpieza #enchulao #unicodialibre #missyouHab #2minutes.

Imagen con la que ha calentado por unos instantes el frío otoñal que ya ha empezado a hacer y con la que demuestra que a los 44 años nada tiene que envidiar a los jovencitos de 20.