La supermodelo estadounidense ha vuelto a posar frente a la cámara para una promocionar una tienda rusa.

Crawford se ha dejado ver con un body negro y guantes de piel, una imagen sumamente sexy.

De vez en cuando, la estadounidense reaparece en escena para hacer trabajos puntuales, porque se conserva perfectamente y está entregada a la labor que le llevó a la fama en los 90.